Tendencias 19: Oda a lo natural

¿Por qué lo natural está de moda? A estas alturas a nadie se le pasa por alto que lo natural es una de las tendencias más potentes de este año, y no solo a nivel de moda, sino en otros ámbitos como en el de la decoración o belleza, va más allá.

Si nos paramos a analizar un poco, vemos que ahora casi todo es o parece ser natural. Chaquetas de punto como si las acabara de hacer nuestra abuela, vestidos de croché, o tejidos más propios del calor como el lino, cobran aún más protagonismo. Bolsos de rafia, sandalias de yute, todo bajo ese halo natural que nos evoca al campo, mar o montaña.

Pero, esta vuelta a la esencia va mucho más allá. Se buscan looks agradables, cómodos, y que nos evoquen esa tranquilidad diaria que tanto necesitamos. Cada vez estamos más conectados a la tecnología y menos a la naturaleza. Necesitamos olvidarnos del estrés y el ajetreo de la ciudad.

Todo ligado a la tendencia de conseguir moda sostenible que se desarrolla de forma paralela. Que aunque en el ámbito de la producción aún quede mucho por hacer, por lo menos, podemos decir que en cuanto a estética, lo va consiguiendo.

¿Cómo llevamos la tendencia natural?

La moda se funde con la naturaleza y genera una estética de corte relajado y austera. Las principales características de esta tendencia son:

Tejidos

En cuanto a texturas, no faltan los tejidos de algodón, lino, gasas, etc. ..En clave eco-friendly algodones reciclados, el novedoso Lyocell, por ejemplo, que seguro habéis visto en alguna composición (material natural hecho por el hombre a partir de celulosa).

Ya sea con acabados rústicos, o algunos más lisos, esta época se vuelve indispensable para lucirlos. Aportan frescura, son mucho más transpirables, y si se invierte bien en ellos, pueden resultar atemporales.

mango.com

Prendas

Como característica principal, tienen aires ligeros para hacer mucho más cómodas tus jornadas. Prendas sueltas, en algunas ocasiones oversize, con movimiento, pero no quiere decir que en ellas se pierda nuestra figura: Toques saharianos en camisas y chaquetas. Cinturones, y cortes a las cintura. Vestidos o faldas con nesgas, línea A, rizados, volantes caídos. Nudos en camisas y tops. Abotonaduras. Canalé en camisetas o polos. Punto ligero en jerseys, red y flecos.

Mención significativa reciben los vestidos de red que hablan de artesanía y juegan un importante papel en superposiciones y transparencias.

En cuanto a colores

Ya te lo adelantábamos en este post, más allá del amarillo o naranja, hay que hacer una gran apuesta por los tonos tierra, marrón, caldero, camel, oliva y beige. Aunque está claro que algunos favorecen mas que otros.

La parte positiva es que son muy combinables entre sí, y no tendrás problema al conjugar estas gamas cromáticas.

Complementos

Quizás ellos, fueron los verdaderos protagonistas de este avance, desde el verano pasado llevamos cestas y bolsos de rafia sin parar. Y este año se unen todo tipo de joyería y complementos. Pendientes con conchas, caracolas, representan muy bien esta tendencia.

Los bolsos de tejidos naturales, ya sea la eterna rafia, el flexible bambú, la paja trenzada, el tradicional mimbre o incluso el vintage macramé, siguen en el candelero.

Belleza

A esta apuesta se suman pieles naturales, jugosas y llenas de luz. Maquillajes sencillos, y tonalidades tierras marcan la línea para esta temporada. Y para conseguir este efecto, más que en productos de makeup, deberás de invertir en una correcta rutina de limpieza, hidratación, comer bien y como no, mucha agua.

No olvides

Todo tiene su lado menos bueno y esta tendencia no iba a ser menos.

Respecto a las tonalidades, nos puede costar algo más verlas, sobre todo en beige apagados o marrones, porque nos apaguen la piel, o porque nos resulten looks muy simples. Si quieres contrarrestar ese efecto, puedes utilizar un color algo más flúor respecto a esta gama, o intenso, como un rojo coral, para darle ese punch tan rompedor y favorecedor.

Si este tipo de tejidos te parecen demasiado rústicos y sus arrugas no convencen, piensa por otro lado que son los que mejor transpiran, y no retienen olores. Además, por ejemplo, el lino, resulta de los más resistentes. Mientras más lo laves más agradable al tacto y a la vista se vuelve.

Algunas opciones de compras

Los materiales naturales y el trabajo handmade más tradicional está listo para revivir su época de oro. ¿Te apuntas a ello?

Tus dudas y consultas a info@chicshoppingsevilla.com

Espero que hayas disfrutado con el post. Te recuerdo que puedes compartirlo en tus redes.

Gracias por leerme,

Ana C.

Nota: Imágenes procedentes de Pinterest, en este tablón las tienes enlazadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *