Fondo de Armario: Camiseta blanca en verano

Que el blanco sea uno de los colores del verano, es algo que sabemos más que de sobra. Y si viene en formato camiseta, ya ni te cuento. La camiseta blanca forma parte de los imprescindibles de nuestro fondo de armario, pero en verano es cuando se dispone a ser la reina de nuestras combinaciones.

La mayoría de las veces o bien no nos hemos parado a pensar con qué combinar algo y la tenemos como comodín, o siempre la elegimos por lo cómoda que resulta. La versatilidad que nos presenta es más que abrumadora, pero ¿Eliges bien qué tipo de camiseta blanca es perfecta para cada estilismo? ¿Sabes en qué hay que fijarse a la hora de adquirir una? ¿Cuántas son necesarias tener en el armario? Hoy, me centro en esta prenda de fondo de armario y hago repaso a todo lo que debemos de saber sobre ella, y cómo combinarla.

 

La camiseta blanca perfecta

Su principal ventaja es que se trata de una prenda muy cómoda, pero ojo que tiene sus peculiaridades debido a las miles de formas que tenemos de encontrarla.

Su elección perfecta, dependerá del estilismo con el que la queramos utilizar. Y sí, debido a esto, el número de camisetas que podemos encontrar en nuestro armario puede dispararse.

¿En qué me tengo que fijar a la hora de hacerme con una camiseta blanca?

  • Tejido, composición. Cuanto más fluido sea, menos calor pasaremos. En este caso será mejor optar por fibras naturales o algodón. Cada marca fabrica distintos modelos de camiseta con distintos tipos de grosores. Las camisetas blancas siempre son un poco más finas, es decir tienen menos gramaje, que las de color y eso unido al color blanco hace que se puedan transparentar más fácilmente. Así que, comprueba que no se transparente en exceso, ni aún utilizando la ropa interior adecuada.
  • Tipo de manga. Podemos optar por tirantes, manga corta, francesa. Comprueba que la costura de la manga quede en su sitio, estructure hombros, siempre que el diseño lo permita. En cuanto a las de manga corta, comprueba que no queden ni demasiado cortas ni demasiado largas.
  • Largo. No todos los largos sirven para todos los estilismos. Piensa con qué la quieres combinar, y que no se te quede corta, o demasiado larga.
  • Corte: Entallada, recta u oversize. Como en los casos anteriores lo mejor será pensar para qué la necesitas, o directamente, tener una de cada.
  • Escote: piensa en cuál es el que más te favorece, y con qué complementos o para qué ocasión la vas a llevar. El escote de pico puede resultar más favorecedor y estiloso. El redondo más relajado y siempre apto para un diario, o look más sport.
  • Calidad. La calidad la marca la estructura de las fibras del algodón que lo forman, lo cual se nota si nos fijamos en “tacto” del tejido. Optemos por modelos suaves, estaremos más cómodas. Sin olvidar, algo que resulta también muy diferenciador. Fijaos bien en las costuras, que no tengan hilos sueltos y que tengan refuerzos en los hombros y cuello, eso hará más duradera la camiseta, y si el cuello está hecho en una sola pieza, mejor.

 

El mantenimiento de las camisetas blancas es otra cuestión que seguro que te preocupa también, especialmente en lo que se refiere a la zona de las axilas. Es inevitable que salgan manchas amarillas en la zona. O que pierda el color blanco puro.

Para eso, hay que ser cuidadoso a la hora de lavarlas y/o utilizar un correcto desodorante. Aunque no hay un remedio eterno para que no ocurra, lamentablemente.

 

Looks para este verano con camiseta blanca

Y como podrás comprobar en las siguientes imágenes puedes combinarla con muchas prendas y estilos.

Es la perfecta prenda para equilibrar looks. Permite utilizar prendas o complementos más arreglados, para más ocasiones.

Pero vamos a centrarnos en looks veraniegos, que aún nos quedan días de solazo.

 

Apuesta segura con denim (o tonos azules), en clave casual. O bien para darle algo más de «rollo» utilizar cualquier sobrecamisa, o chaqueta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Debajo de petos o vestidos. La superposición de prendas, sigue estando a la orden del día.

 

 

 

 

 

 

 

 

Look monocromáticos en blanco.

 

 

 

 

 

Con falda midi.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Utilízala debajo de un kimono. Perfectos looks, al caer la tarde.

 

 

 

 

 

 

 

 

Con tonalidades tierra, beige tostados, es una combinación muy veraniega y elegante, añadiendo algún toque de color en los complementos por ejemplo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Y como no, también aptas para oficina.

 

 

 

 

 

Bueno, pues ya has comprobado la versatilidad de esta prenda y porque es un básico para tu fondo de armario. La camiseta blanca se lleva siempre, así que, será la típica prenda en la lista de necesidades o bien para renovar o ampliar.

Te dejo las anteriores entradas de la serie FONDO DE ARMARIO, unos post con los que te hablo de las prendas más útiles para crear tu fondo de armario.

Chaqueta perfecto
Jeans para ellos
Vaqueros para ellas

Tranquilos/as que iré ampliando la sección. 🙂

Un besazo enorme, me despido por esta semana pero no olvides que sigo con más contenido, consejos y más cositas en mis redes sociales Instagram, Twitter, Facebook & Pinterest.   😉

Muchísimas gracias por vuestras visitas.

Ana Cruz,

 

NOTA: las imágenes proceden de Pinterest (en el perfil de ChicShoppingSevilla tenéis linkados todos los enlaces), Elle y CopyPaste.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *