Lo que no debes olvidar a la hora de vestirte de Mantilla en Semana Santa

Preciosa tradición a mi parecer, la que podemos encontrarnos los días más intensos de la Semana Santa en Sevilla. Y es que vestirse de luto con la mantilla española Jueves y Viernes Santo, sigue muy vigente en la ciudad. Muchas sevillanas, eligen vestirse de mantilla para visitar los sagrarios o asistir a oficios en esos días. No solo señoras lucen en el desfile de mantillas. Las chicas más jóvenes también hacen por mantener la costumbre.

La mantilla es una prenda tradicionalmente española. Hoy en día se utiliza como prenda ceremonial en bodas, en los toros (tonos blancos) y como símbolo del luto en Semana Santa. Pero más allá de creencias religiosas y de gustos por esta tradición, creo que si decides vestirte de mantilla, tienes que hacerlo bien, no vale quedarte a medias. Las Mantillas, tienen un dresscode, estemos de acuerdo o no. Y no hay nada más feo que romper ese estilo y elegancia que lo caracteriza. Por eso hoy, te resumo lo que no debes olvidar a la hora de vestirte de Mantilla.

Vestido

No hay dudas que debe ser negro. La sencillez se impone y sobran los adornos. Cortes sencillos, rectos y siluetas lápiz. Nada de llevar vestidos super ajustados o licras. Vas de luto no de juerga. Si eres jovencita no te preocupes, ir de mantilla con un vestido apropiado no es ir de abuela. Además, aunque no te lo creas, irás más favorecida con la indumentaria correcta.

Abstenerse escotes muy grandes, mangas a la sisa, tirantes, brillos, encajes y transparencias. El largo, como muy corto a la altura de la rodilla. La manga francesa o larga, que además nos estiliza mucho más. Escotes tipo barco (perfectos para siluetas tipo pera), redondos y de pico, sin ser excesivos. En cuanto a tejidos: terciopelo, creps, muarés o adamascaos.

 

Peina

Como cuando hablamos de complementos, su tamaño debe ir en función del de la persona. Aunque, es imprescindible verse favorecida con ella. Y si, aunque seas muy alta no te ves con una peina de las grandes, no importa que la selecciones algo más mediana. Los tamaños mediano-altos, son los más favorecedores, ya que lucen mejor la mantilla.
Lo ideal es que sea de carey, y con las puntas algo redondeadas.

Tipos de mantilla

De blonda o encaje de seda, más tupidas con grandes motivos florales y ondulaciones de los bordes.
De Chantilly, hecha con este tipo de tejido y bordada con motivos más pequeños, perfecta para chicas más jóvenes. Más fina y transparente.
Y en función de la forma, de pico, o rectangular.

Joyas

Se utilizan normalmente plata vieja o perlas. Pendientes con el broche a juego normalmente. Éste debe ser ovalado. En cuanto a los pendientes, si eliges un modelo con largo mejor que mejor, ya que nos estilizará la cara y aportarán luz.
En función de tu personalidad, puedes utilizar más complementos de forma opcional. Como un collar de perlas sencillo, no de gran tamaño o gargantilla con colgante tipo cruz, o pulsera discreta, a juego con el resto de los complementos.
Olvídate del reloj.

Complementos

Como ya debes de tener en tu fondo de armario, utiliza el zapato tipo salón negro, sin plataforma con tacón medio y muy cómodo. Nada de sandalias, ir plana o con zapatos de brillo.
Bolso o cartera de mano, sobrio, en negro también.
Rosario. Detalle imprescindible
Guantes opcionales, pero si los llevas deben ser negros, transparentes, de rejilla, tul.
No gafas de sol. Momento martirio ni en Semana Santa ni en Feria.
Medias lisas, negras y de cristal. No tupidas, transparentes o con dibujos.

 

Cómo poner una mantilla

No es tarea fácil colocar una mantilla, así que, siempre debes de ponerte en manos de un profesional. Se aconseja utilizar un moño bajo. Y se coloca de manera diferente en función del día. Para el Jueves Santo, la mantilla se viste dejando ver la frente y el pelo. En el caso del Viernes Santo, la mantilla cubrirá todo el pelo y caerá levemente por la frente.

 

Siempre ha de quedar pareja, y a la altura del largo del vestido. Cuidado las personas más bajitas, porque si os queda demasiado larga, se verá feo, así como muy corta para las personas altas. Tener en cuenta esto a la hora de adquirirlas.

 

 

En cuanto al maquillaje, evidentemente, natural y suave, pero también elegante. Ojos levemente marcados, en tonos marrones o nudes. Labios con color pero discretos. Y manicura, francesa a poder ser.

 

Como últimos apuntes:
– La mantilla no es apta para la tarde, acuérdate de no llegar a la madrugá con ella.
– No olvides comprarte los alfileres de cabecilla negra para sujetar la mantilla.
– Utiliza el rosario cuando accedas a los templos.
– No te olvides de un kit de emergencia, con medias, horquillas y lo que necesites en el bolso.
– Nunca sola. Siempre en pareja o con otras mantillas.
– Y recuerda, una mujer de mantilla mantiene una estética preciosa, pero no olvides, que no todo es postureo y lucirte.

Y en Sevilla, ¿Dónde podemos adquirir nuestras mantillas? En muchos establecimientos, y si os dais un paseo por el centro las podéis encontrar entre los más famosos como Juan Foronda, Zadi, Lina, Luchi Cabrera

Yo me guardo para el año que viene las ganas de vestirme de mantilla, este año va a ser imposible con los eventos bodiles. Pero, y vosotras ¿Os animáis? ¿Seguís la tradición año a año? ¿Qué es lo que más os gusta a la hora de vestiros de mantilla? ¿Tenéis tradición en casa? 

 

Yo os espero dentro de dos semanas en el blog. Toca descansar en Semana Santa.
Feliz día!!

Besos,
Ana Cruz.

NOTA: Las imágenes has sido proporcionadas de grupos.emagister.com, hola.coreybyrnes.com, pinterest.com, patheos.com, flamencoexport.com, protocolo.org

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *