Conoce tu tipo de cuerpo

Hoy os traigo una de las herramientas fundamentales que utilizamos los personal shopper a la hora de ayudar a otras personas a sacar todo el partido a su imagen. Digamos, la lección número uno, de esto de la asesoría de imagen.

La verdad es que me he dado cuenta que siempre estoy hablando de los tipos de cuerpos, y nunca me he parado a explicarlos así más detenidamente. Para que os hagáis una idea suficientemente clara, de ellos.

Te voy a descubrir algo que va a ser vital a la hora de vestirte. Para ir más segura y sacar a relucir todo tu potencial, empieza por conocer tu tipo de cuerpo.

Cada persona tenemos una silueta, y no todo lo que se lleve o nos guste, tiene porqué quedarnos bien. Cuando nos favorece algo, quiere decir que realmente se adapta a nuestra silueta y nos potencia lo más bonito que hay en ella, creando una armonía en nuestro cuerpo.

Por cierto, con esto de los tipos de cuerpo no quiere decir que haya unos mejores y otros peores. Hacemos una clasificación para poder conocer y saber qué trucos y tips podemos aplicar de forma más concreta a cada ejemplo.

Es fundamental aceptarse, seamos como seamos. La vida está hecha para la diversidad, y todo el mundo puede sacarse partido y mejorar su imagen si le apetece.

Por ejemplo, yo soy de caderas y piernas anchas, y después de tantos años pues sinceramente no le doy demasiada importancia. Evito aquello que me hace aun más ancha y listo. No podemos cambiar nuestro tipo de cuerpo, podemos mejorarlo, que hay que cuidarse también. Pero sin obsesiones, que a medida que pasan los años ni nosotros somos los mismos ni nuestro cuerpo tampoco, así que, no nos empeñemos en vestir como cuando teníamos 5 años menos, porque quizás ahora para vernos favorecidos necesitemos otros cortes, prendas, etc. Pero no es nada que no tenga solución.

 

A continuación, voy a contarte los cinco tipos de cuerpo que existen para las mujeres. Y prometo traer esta entrada para hombres también. Que ellos también se lo merecen.

Tipo de cuerpo: Silueta reloj de arena

 

Características: Es el tipo de cuerpo más armónico. Es nuestro referente de belleza femenina. Según el canon establecido, la feminidad se traduce en una silueta con los hombros y las caderas igual de anchos y una cintura definida. Da igual que tengas una S o una XL de talla. La silueta no está asociada a una talla.

Objetivo: No romper la armonía dando excesivo volumen a hombros o caderas. Es el que menos “problema”, tiene a la hora de vestir.

Consejos: Prendas que destaquen la silueta de manera elegante. La cintura debe quedar marcada con complementos y prendas que ayuden a la forma armónica del tronco.
Podemos utilizar prácticamente cualquier tipo de tejido aunque mejor evitar tejidos gruesos que aporten volumen poco agradecido a caderas por ejemplo. Podemos usar todo tipo de complementos siempre que guarden la armonía y estilo de la persona.

Quedan geniales los pantalones rectos, vestidos cruzados, faldas rectas o en línea A. Todo lo que nos mantenga la armonía es bienvenido.

 

 

Tipo de cuerpo: Silueta triángulo

Características: Las caderas son más anchas que los hombros.

Objetivo: Armonizar, generar volumen visual en la parte superior. Suavizar visualmente las caderas y potenciar los hombros.

Consejos:  Decántate por estampados, detalles o colores más claros en la parte superior, y tonos más oscuros y lisos en la parte de abajo. Usar prendas que estructuren hombros: hombreras, adornos, mangas destacadas, etc. Evitar grandes estampados y volúmenes en la parte inferior. Complementos y colores llamativos siempre en la parte superior.

 

 

 

 

Tipo de cuerpo: Silueta triángulo invertido

Características: Los hombros son más anchos que las caderas.

Objetivo: Armonizar generando volumen visual en la zona inferior.

Consejos:  Todo lo contrario al anterior. Si tu silueta es ésta, utiliza estampado, detalles y colores claros en la parte de abajo y en la parte superior tonos oscuros y sin muchos detalles. Evita tirantes finos. Utiliza Colores, estampados y decoración en prendas inferiores. Geniales las faldas con volumen, tablas. Usar chaquetas abiertas. Y prendas superiores con manga ranglán.
No poner complementos en la parte superior.

 

 

 

Tipo de cuerpo: Silueta rectángulo

Características: Suelen ser cuerpos demasiado delgados o demasiado atléticos, sin formas. No tienen la cintura marcada.

Objetivo: Dar volumen a hombros y caderas para dar la sensación de una cintura. Generar curvas marcando principalmente la cintura.

Consejos: Prendas estructuradas pero sin grandes volúmenes en la parte superior. Marcar dos zonas, utilizando siempre dos colores, o dos tonalidades dentro de un mismo color (para que no se te vea como un bloque). Usar telas con caída que generen feminidad, drapeados.

 

 

Tipo de cuerpo: Silueta óvalo

Características: Este cuerpo destaca por tener un abdomen ancho, las caderas suelen ser anchas también o no, pero los hombros son estrechos y las piernas delgadas, siendo la zona central del cuerpo la más voluminosa.

Objetivo: Disimular abdomen y compensar la zona de los hombros, marcar verticalidad.

Consejos: Evita estampados grandes, rayas horizontales, prendas excesivamente estrechas y cinturones a la cintura. Colores neutros o pequeñitos estampados. Detalles decorativos y complementos que fomenten la verticalidad. Chaquetas con hombros bien estructurados, olvidar todo lo que redondee, como una mangan ranglán. Utilizar las superposiciones de camisas abiertas o cárdigan para generar verticalidad. Escotes en V.

 

 

 

 

 

 

 

¿Has descubierto cuál es tu silueta? Te recuerdo que estos consejos son generales. Puede ocurrir que no te identifiques exactamente con un tipo de cuerpo. De ahí que sea necesario llevar a cabo los asesoramientos de forma personalizada y pausada. Porque también influyen otros factores como la altura.

Pero, espero que te haya servido para entender un poco mejor cómo mejorar algunos aspectos a la hora de vestir.

Un besazo, Ana.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *