¿Slim, Regular,…? Elige tu camisa perfecta

Por fin, reparo un poquito en mis chicos, que aunque son menos, están ahí.

Siempre me piden que publique más contenido para ellos. Por eso, hoy dedico la entrada a conocimientos básicos para la imagen masculina. Aquellos que nos creemos que sabemos, pero en los que siempre nos surgen dudas.

Seguro que os ha pasado más de una vez. Utilizáis camisas de una marca que os quedan perfectas, volvéis a compraros otra de la misma firma y resulta que no queda igual. Siempre me comentáis, “es que está la ancha y la estrecha”. Sí, esto está relacionado con el tipo de cortes, o configuración de patrón, por cada talla. Me refiero a las palabrejas slim, tailoredregular, etc. Hoy vas a aprender a diferenciarlas, además de conocer cómo te conviene llevarlos, según tu tipo de cuerpo para ir adecuado y elegante.

Los difetentes tipos de patrones, no sólo se aplican a camisas, en las etiquetas de las chaquetas o jeans, también aparecen. Te recuerdo este post sobre los tipos de jeans masculinos. Pero hoy, me voy a centrar en las camisas. Ya que se trata de otra prenda muy básica en vuestro armario y debéis de aprender a defenderla correctamente.

 

¿Qué tengo que saber a la hora de comprar una camisa?

No solo influye el tipo de corte, aquí te dejo una mini guía muy funcional para tener en cuenta:

  1. ¿Para qué la vas a utilizar?¿En qué época estás, no es lo mismo invierno que verano? Una vez que tengas claro el uso de la prenda toca fijarte en los siguientes puntos.
  2. Tejido: Importante elegir camisas que sean de calidad. Algodón, lino, viscosa, que por ser naturales, son una buena opción. Permiten la transpiración y son resistentes. La parte fea, es que no son de fácil planchado, y se arrugan mucho más. Si tienen un porcentaje de fibra aunque sea pequeño, te facilitará la jornada de plancha.
  3. Talla: Para saber que es la adecuada, fíjate en el cuello. Debe abrocharte el botón, pero sin apretar, dejando la distancia de un dedo entre tu cuello y la propia camisa. Te quedará bien aquella que te quede ajustada pero no excesivamente. Además, fíjate en que quede bien estructurada de hombros.
  4. El puño debe quedar cubriendo tu muñeca, ni más largo, ni más corto. Al doblar el brazo, la manga no puede esconderse bajo la chaqueta. Existen puños sencillos, con 1 o 2 botones. Y para looks más formales, las camisas de puño doble, que se unen con gemelos.

¿Qué significa cada corte de camisa?

1.Regular Fit

Corte recto (Straight Fit). La camisa cómoda por excelencia. No va ceñida al cuerpo, la sisa es amplia y el ancho de la manga estándar, al igual que el del pecho. No lleva nada de entalle, la tela cae recta desde la sisa hasta el final de la camisa. Es más larga que el resto.

No marca cuerpo, ni realza atributos, pero es la camisa comodín. Puedes utilizarla de forma más elegante o más casual. No falla. Y lo mejor, es que sirve para cualquier tipo de cuerpo. Al ser recta, si te queda bien de hombros, se ajustará perfectamente a tu cuerpo.

 

2.Tailored Fit

Parecida al regular fit, sólo que se estrecha ligeramente. De esta forma consigue mantenerse cómoda pero a la vez resaltar un poco más la silueta masculina, bien encajada pero sin apretar. El nombre le viene, porque imita el corte de una camisa hecha a medida.

Es perfecta para el chico de gimnasio que ha trabajado hombros y pecho, pero menos cadera. Marca bien la línea de los hombros, y resalta sin marcar la silueta, con lo cual también consigue disimular barriguita o aportar volumen justo en la zona de la cadera para armonizar respecto a la parte superior.

 

3.Custom Fit 

Y en este caso, se sigue estrechando. Es el turno para disminuir ancho de mangas, contorno de pecho, sisa y tronco. Pero manteniendo el largo. El objetivo, resaltar la figura masculina. Sobre todo si eres alto y delgado. Ayudará a que te veas más cercano al morfotipo ideal masculino, el trapecio. Enfatizando los hombros respecto a la cintura, aportando corpulencia.

 

4.Slim Fit 

En este caso, subimos de nivel, y el largo se acorta. El contorno de pecho se estrecha y la sisa junto con el ancho de las mangas seguirán siendo ceñidos. Lleva pinzas.

Debido a su entalle, te hará parecer más fuerte. Pero es más recomendable para gente con un abdomen más bien plano, porque sino, estaremos marcando barriguita en lugar de disimularla y no nos favorecerá. Ojo si eres muy alto, puede ser que te quede muy corta.

 

 

5.Superslim Fit

Versión extrema de la anterior. Y bajo mi punto de vista, nada recomendable, a no ser que seas muy pequeño. Encaja los hombros y queda super entallada, tipo segunda piel. Visualmente aportará volumen en los hombros y estrechará la cintura.

 

 

 

Recordar que es importante acompañar la edad con un estilismo adecuado, porque puedes causar una sensación contraria a la que tú pretendes. Por regla general: prendas slim fit, suelen utilizarse para personas más jóvenes, si entramos en décadas más maduras, opta por regular fit, o tailored.

Lo importante es encontrar el estilo con el que te sientes más cómodo y recuerda, no utilices camisas de manga corta bajo ningún concepto. Por mucho que se empeñen algunas tendencias, no son nada vistosas y siempre resultan desfasadas y sin gracia ni gusto.

¿Conocías todos los tipos de camisa?¿Alguna vez te has liado con estos términos? Cuéntame tu experiencia. Y si tienes más dudas, no olvides escribirme a info@chicshoppingsevilla.com

Ahm! No olvides compartir, seguro que ayudas a más de un amigo. Os espero en nuestras redes sociales.

Besos,

Ana C.

 

Imágenes cedidas de Pinterest y GQ.

 

 

2 comentarios en “¿Slim, Regular,…? Elige tu camisa perfecta

  1. Genial post!

    Muy directo y de facil comprensión.

    Yo siempre que puedo elijo las tailored o las custom para disimular tripita, no me queda otra! Tenemos que ser consecuentes con nuestro aspecto físico y con nuestra edad y no querer forzar las cosas. Cuántas veces hemos visto personas con camisas slim y hemos sentido lástima por el botón del ombligo? Sí, ese pobre botón que en cualquier momento puede saltar y dar en un ojo a alguien! Ya de las super slim ni hablo… las dejamos para los “viceversos”?

    Por cierto, hay otro tema que me gustaría que comentases en algún momento o respondiendo a mi comentario. Es el tema de cúantos botones como máximo es lo correcto llevar abiertos? Parece que cuantas mas horas pasas en el gimnasio y mas depilado llevas el torso, más botones te vas abriendo! jejeje.

    Gracias por dedicarnos post a los chicos! Saludos!

    1. Hola Fran!
      En primer lugar, me alegro que te haya gustado la entrada!
      Mucha razón en lo que me cuentas, ante todo hay que ser consecuente y práctico y fomentar lo mejor de nosotros o de nuestra imagen. Pero como bien dices, se ve de todo…imagínate, a veces me entran ganas de ir dando consejitos por la calle…pero qué vamos a hacer, hay mucha gente que no se da cuenta de estas cosillas…..Y para los “viceversos” creo que deberían de poner un límite, en slim….como siempre digo los extremos no son adecuados nunca.

      Y respecto a cómo abotonar la camisa, pues más bien depende de la propia camisa en sí y de la distancia entre sus botones. Si te permite tener un escote adecuado empezando a abrochar desde el tercer botón (incluido el cuello), que es lo recomendable, pues bien. Pero sino pues empiezas en el segundo. Depende más bien.
      Con adecuado me refiero a que no parezcas muy rígido, es decir que no quede muy alto, pero tampoco muy bajo. Visualmente, una abertura adecuada, estiliza.

      Evidentemente más botones, es “too much”. En este caso ya entra en juego que quieras llamar la atención de alguna forma, o bien por físico, personalidad, etc…y que el resto de la gente perciba eso, que pasas muchas horas en el gym, o que eres así de guay/original….

      Un abrazo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *