Las prendas que no te pueden faltar si tienes silueta rectángulo

Y sin perder el ritmo, retomo el punto de partida, parte de la base de todo esto que llamamos asesoría de imagen. Nuestro cuerpo es único, y forma parte de nuestra imagen. Por ello, es una parte fundamental para analizar en una asesoría. Hoy, me centro en uno de los morfotipos que podemos encontrar entre nosotras, y en cómo podemos potenciarlo positivamente. ¿Crees que eres tipo rectángulo? pues esta entrada es para ti. 

Antes de irnos de compras o realizar una limpieza al armario, es fundamental conocer qué tipo de silueta tenemos. La morfología nos ayuda a estudiar cada uno de ellos, y en este campo solemos trabajar con estos tipos:

 

Cada mujer puede enmarcarse en uno de ellos, aunque no tiene porqué ser de forma super estricta. En realidad, estas son nuestras referencias, pero como siempre os comento, cada caso está lleno de peculiaridades y no conviene encasillarnos de forma total.

Como regla general, el tipo de cuerpo ideal/estéticamente más proporcionado, es el reloj de arena. Así que, el resto de cuerpos deben de potenciar o armonizar lo necesario, para acercarse a este canon de belleza. ¿Y cómo se hace esto? Pues fomentando y centrando la atención en las partes positivas. Sabiendo elegir y utilizar correctamente nuestra vestimenta.

Hoy me centro en la silueta rectángulo. Caracterizada por mantener la misma distancia entre hombros y entre caderas, pero con ausencia de cintura. Es decir, es el típico cuerpo de modelo, o de personas muy delgadas. Ausencia de curvas. Aunque no tiene porqué presentarse solamente en personas delgadas. Existen siluetas rectángulo de todas las tallas.

 

¿Qué objetivos tiene un cuerpo rectángulo?

El objetivo principal es generar curvas, feminidad, marcando principalmente la cintura, para añadir armonía al cuerpo. Y para ello, te puedes ayudar de estos tips:

  • Evita cortes rectos, es decir, evitar todas aquellas prendas que acentúen la figura recta.
  • Marcar dos zonas, parte superior e inferior. Utilizando dos piezas, o en el caso de vestidos, que mantengan detalles o decoración en la cintura. Incluyendo la posibilidad de añadir algún cinturón.
  • Prendas superiores con rayas horizontales, o diagonales.
  • Prendas con volantes en los hombros.
  • Usar telas con caída que generen feminidad.
  • Prendas que siempre terminen por encima de la cadera, evita aquellas más largas.
  • Complementos en la parte superior generando verticalidad, o escotes en V.
  • Opta por chaquetas cortas y entalladas que lleguen justo por encima de la cadera, evitando aquellas largas de corte recto.
  • Pantalones que generan curvas: pitillo o skinny. Aunque también son adecuados, los tipo campana o tipo boyfriend.
  • Vestidos o camisas con diseños cruzados o que se ajusten en la cintura.
  • Usar colores de la misma gama en distintas tonalidades para la parte superior e inferior.
  • Faldas acampanadas o con volumen. Línea A, la gran aliada.

 

 

 

Prendas estrella en tu armario

Y para poner en práctica todo lo aprendido. ¿Nos vamos de compras? Aquí una pequeña lista de shopping, que beneficia todo lo anterior comentado.

En cuanto a vestidos, tenemos el premio, ya que los cortes a la cintura y cruzados no desaparecen esta temporada. Atenta a la siguiente selección:

1 / 2 / 3 / 4

 

En cuanto a prendas inferiores, la falda trapecio o tipo cruzada siempre es una maravillosa opción. No te pierdas el modelo  de rayas horizontales, perfecta para este tipo de silueta. En cuanto a pantalones, he seleccionado estos pitillo con diseño Príncipe de Gales, que va a ser lo más este otoño.

1 / 2 / 3

 

Y por último, no olvidemos este tipo de blusas, con peplum. Junto con esta gabardina tan chic, con corte a la cadera y cinturón.

1 / 2 / 3 / 4

 

Sería muy de locos pensar que todo lo que está de moda nos queda bien. Por eso no tenemos que obsesionarnos con las tendencias de cada temporada. Algunas o muchas te parecerán absurdas, otras te enamorarán, y otras cuantas más, te sentarán como un rayo. Por eso, intenta siempre llevártelas a tu terreno, manteniendo tu estilo y sumando positivamente a tu imagen personal. Ser una fashion victim te puede jugar malas pasadas.

¿Conocías estos truquillos para armonizar tu figura?¿Te ha sorprendido alguno? ¿Con qué te quedas de mi selección de shopping? Espero que hayas aprendido lo suficiente como para compartir este post, seguro que alguna amiga te lo agradecerá. Y recuerda:

LA BELLEZA ES ARMONÍA Y LA ARMONÍA ES PROPORCIÓN

Feliz miércoles!

Besos,

Ana C.

(Las imágenes han sido cedidas de Pinterest)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *