¿Cuál es el truco para mezclar estampados?

Visto como está el panorama en las nuevas colecciones, me he visto casi obligada a traeros el post de hoy. Como ya vimos en entradas anteriores, combinar colores no es tarea fácil, pero si pasamos a combinar estampados podemos encontrarnos ante un verdadero reto.  Así que, sin miedo!

Ahora en época rebajil, tendemos a acumular muchas prendas así más especiales. Estampados o colores que no te comprarías normalmente, pero que, como están muy bien de precio pues nos lo hemos llevado para casa. Pero, ¿Estás segura de conocer qué reglas hay que seguir a la hora de combinar este tipo de prendas, así estampadas? Si no, no sufras porque hoy os mostraré algunas pautas y reglas indispensables para combinar estampados y no fallar en el intento.

Las reglas de la moda, están continuamente rompiéndose. Por ejemplo, se supone que no puedes usar vestidos si llevas puesto zapatos deportivos o que no mezcles el azul con el verde. Pero la verdad es que al final del día, nuestros estilismos dependerán más de nuestra actitud que de las prendas que usemos.

 

Trucos para mezclar estampados de forma fácil

 

  1.  Elige estampados de diferentes escalas o tamaños. Al combinar uno grande y uno pequeño, o dos pequeños, le das equilibrio al outfit completo. Pero cuidado al combinar grande con grande, esto puedo hacer que nuestra figura luzca desfavorecida así que mi consejo es evitarlo.
  2.  Escoge estampados de la misma gama de colores o tonos que se complementen. Es decir que la combinación tenga sentido. Si los tonos no son iguales, procura que por lo menos se encuentren en la misma gama o tengan algo en común como el nivel de saturación, de reflexión de la luz o el matíz.
  3. Las rayas son el básico de los estampados. Combínalas con el print que quieras.
  4. Mezcla prendas formales con otras más informales.
  5. Mezclar estampados iguales de colores diferentes. Uno de los trucos que conozco es mezclar estampados iguales de colores diferentes, por ejemplo, rayas con rayas, floral con floral, animal print con animal print… siempre respetando las tonalidades, ya sea a través de colores adyacentes o complementarios, pero usando la cabeza. El hilo conductor en este caso será el estampado en sí.
  6. Añade una prenda neutral que armonice el look. Un color neutro. No importa el estampado: rayas, puntos, animal print… Siempre lucirá bien al lado de un tono que lo haga lucir más llamativo. De esta forma, le darás equilibrio a tu look.
  7. Usa tu instinto, recuerda que si finalmente la combinación no es agradable a tus ojos, difícilmente te verás bien. Crea con coherencia, aunque sean estampados diferentes, donde haya un elemento dominante y reine el equilibrio.
  8. No combines demasiado, no más de 3 estampados. Cuando existen demasiados puntos de atención es imposible que la vista se centre, el equilibrio se pierde y se sobrecarga el estilismo.
  9. Utiliza zapatos  y complementos de colores sólidos y sobrios. Siempre que estos no formen parte de los elementos estampados, Mantén la simplicidad, menos es más.

Si aún con esto tienes dificultades, no te pierdas la siguiente hoja de ruta.

Mezclar estampados para principiantes

La manera más sencilla para comenzar a mezclar estampados, es simplemente cambiar tus prendas de colores sólidos por otras estampadas pero con gama de color parecida a la tuya lisa. Lunares, rayas, cuadros o geométricos de preferencia, en ese mismo color. Verás como el look seguirá funcionando igual de bien, pero tendrá un tono más atrevido y profesional.

 

Mezclar estampados para nivel medio

Si ya dominas la técnica de principiante, ahora intenta combinar dos prendas estampadas que tengan un color en común. Este es el truco fundamental. Éste será el hilo conductor para que funcione.

Con esta regla puedes incluso ampliar el número de estampados a mezclar.

 

Mezclar estampados para auténticas fashion victim

Cuando ya dominaste la técnica de combinar dos prints que tengan un color en común, agrega otro estampado. La forma más fácil de hacerlo es integrar uno monocromático (de dos colores como rayas, gingham, puntos, etc…). No olvides mezclar distintos tamaños de estampados

El ‘look’ quedará más profesional si mezclas proporciones teniendo en cuenta lo que os comentaba más arriba acerca del tamaño, por ejemplo: rayas gruesas con rayas finas o florales muy pequeños con florales grandes pero que siempre haya un punto de cohesión entre todo. Como podéis observar al final se trata de combinar de maneras diferentes, pero respetando las reglas.

 

 

 

 

Y por último, ya que os habéis convertido en expertas en combinar estampados. Recuerda que la prenda más llamativa de la combinación debes de utilizarla en la parte que quieras resaltar. Si tienes hombros prominentes, olvídate de utilizar el estampado de mayor tamaño o más llamativo en la parte superior.

Así que, nada. Atreverse que con la práctica se hace el hábito. Animarse a probar, innovar y buscar lo que os guste y os represente. Tu imagen debe de hablar de ti.

Espero que os haya gustado el post de la semana. Y si es así hacérmelo saber compartiendo el post o dejándome algún comentario.

 

Un besazo,

Ana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *