Tips para ser elegante con poco dinero

“Ser elegante no tiene mucho que ver con lo que te pones, es más una cuestión de actitud”, lo dice una de las grandes, Carolina Herrera. Se trata de una frase para reflexionar.

En este mundo actual, en el que todo va a la velocidad del rayo, incluyendo el consumismo, llegará un momento en el que volvamos un poco a los orígenes (o eso espero). Al buen hacer, al saber vestir con lo que esté a tu alcance, a no sentirte menos si no llevas la últimas prendas que han traído a tienda esa semana, a que no pasa nada si repites un vestido, a que todo es más cuestión de ser que de parecer.

Para tener ese charm, elegancia, clase o como queráis llamarlo, no hace falta tener un armario a explotar de ropa o ser millonario/a.  Obviamente, el dinero ayuda a la hora de hacer compras, pero está demostrado, que aunque tengamos todas las prendas y los zapatos del mundo en nuestro en el armario, no es garantía para ir elegante, y me reservo el poner ejemplos.

Y es que,  afortunadamente y contrario a lo que pensamos, no se nace elegante o no. Es una actitud que se adquiere sin necesidad de gastar una fortuna en vestirte.

Con los bolsillos más libres, el ingenio es nuestro amigo. Y antes de pensar en qué gastarlo, debemos entender que la elegancia no solo va en la manera de vestir, sino también en cómo te comportas y en la manera en que te comunicas. Cuando se sincroniza todo ahí está la clave.

 

 

Tips para ser elegante con poco dinero

  • Combinar es la clave. Me repito mucho, pero es que no hay más truco. Es importante contar con prendas básicas, y que combinen fácil. Echad un vistazo a ésto del armario cápsula.
  • Compra de forma estratégica. Para tener un aspecto realmente elegante, tu ropa deberá parecer “cara”. Existen tejidos que lucen muy bien en versión lowcost, como el tweed. Sin olvidar prendas con cuerpo, que no se transparenten o que mantengan forro si el diseño lo requiere.
  • Prendas atemporales. Siempre que vayas a comprar no te dejes llevar por la prenda tendencia, que te dejes de poner en unos meses. Apuesta por atemporales. Con el tiempo lo agradecerás.
  • Menos es más. El auténtico mantra. Sí, sé que se llevan mucho los 80, los volúmenes y el exceso, pero si no tienes arte combinándolo, mejor rezar al menos es más. Si llevas alguna prenda atrevida, compensa con el resto. Equilibra tu estilo, no recargues el look. Ahorrarás en prendas y siempre irás bien vestido.

  • Utiliza los complementos como el toque de magia que le darás a tu propio estilo. Por ejemplo, invierte en un par de pañuelos en vez de en 3 camisas. Un buen pañuelo transforma el estilo. O invierte en un cinturón que puedas utilizar tanto con un vestido, como una falda o pantalón.
  • Renueva prendas, recicla ¿Has probado a cambiar unos botones? ¿O añadir algún elemento decorativo? Reemplaza los botones de plástico de tus abrigos o blazers para dar la impresión de que son de mejor calidad, por ejemplo. Cortar ese vestido largo que te pusiste sólo una vez.
  • Cuida tus prendas. Tener un aspecto elegante significa, entre otras cosas, llevar prendas que se encuentren en buenas condiciones; sin manchas, sin agujeros, sin hilos sueltos y sin arrugas.
  • Mima tu calzado, llévalos con un zapatero para hacerles limpieza y cambio de tapas. Porque unos zapatos que se ven muy usados no da la impresión de un buen vestir.
  • Prendas vintage familiares, esas reliquias familiares pueden ser tu mejor aliado para llevar prendas autenticas que te den el punto original y elegante al mismo tiempo. El clásico abrigo largo de paño de los 80, los vaqueros de talle alto. Al final todo vuelve.

 

Y por último, no olvides que para ser elegante…

Todo suma. Siéntate adecuadamente, saluda con educación, nuestra expresión, el comer con la boca cerrada, mantener una buena actitud ante los demás, etc. La compostura, el cómo nos movemos, cómo gesticulamos. En definitiva, la comunicación no verbal, es otro de los elementos que son necesarios para adquirir elegancia.

Haz un análisis profundo de tu comportamiento, ¡es gratis! y te sorprenderás al darte cuenta que no solo importa lo que lleves puesto para tener o no una actitud elegante

Muchas personas pueden ir vestidas muy elegantes. Pero para ser elegante de verdad es fundamental que la actitud sea la que mueva el outfit. 

 

Besos, Ana.

 

 

 

2 comentarios en “Tips para ser elegante con poco dinero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *