Lo que nadie nunca te contó sobre el protocolo en bodas

Inaugurado marzo, no sé si os pasa a vosotros/as, pero prácticamente solo tengo algo en mente. Ya falta menos para nuestra querida Primavera, en concreto unos 15 días mal contados. La ciudad está más bonita que nunca, comienzan las festividades más intensas, al igual que la época por excelencia de bodas y eventos.

Yo este año no me aburro con el tema, mi agenda bodil echa humo. 5 bodas más el aumento de consultas que me habéis realizado últimamente sobre estos temas, me ha animado a escribir la entrada de hoy. Aunque, ya hablaremos más adelante sobre posibles estilismos, pienso que, al igual que las casas no se deben construir por el tejado, necesitamos conocer algunos detalles de protocolo antes de pensar en qué ponernos. Siempre desde un punto de vista práctico y realista.

A la hora de asistir a una boda o ceremonia debes de tener en cuenta estos tres aspectos.

  • ¿Dónde? Lugar donde se celebra. No es lo mismo una iglesia, un sitio muy chic, que una boda campestre al aire libre, por ejemplo. Las bodas como los colores afortunadamente, las encontramos para todos los gustos.
  • ¿Cuándo? Fecha del acto. A tener en cuenta a la hora de elegir el conjunto o traje de chaqueta. Hay tejidos de invierno y otros de verano, tonalidades, complementos, etc.
  • ¿Qué lugar ocupas en la boda? Último pero no menos importante. Hay que saber dar en el clavo tanto si los novios apenas te conocen como si son parte de tu familia más cercana. Si se casa un hermano/hermana o tu mejor amigo, tu estilismo deberá estar a la altura.

Protocolo tal y como lo utilizamos, se puede traducir en un conjunto de normas de estilo. Normalmente nos ajustamos a él de forma más estricta cuando el tipo de ceremonia es religiosa, debido a la formalidad que requiere. Además, cabe puntualizar que cada boda puede incluir su propio protocolo o normas marcadas por los organizadores o novios. A las que los invitados deberán ajustarse.

Imagen cedida www.secretariaevento.es

 

Protocolo para ellas

1. ¿Cuándo hay que llevar tocado? Éstos son variantes de las pamelas, y éstas se utilizan para quitar el sol. Como de noche no hace sol, los tenemos exclusivamente reservados para bodas de mañana. Se trata de un recurso importante a la hora de aportar armonía al conjunto total, por ello hay que saber elegirlo muy bien. Para defenderlo es imprescindible sentirse cómoda con él.

2.¿Hasta cuándo tengo que llevarlo? Según el dicho “la mujer que sale de casa tocada, llega tocada”. Lo ideal es no quitárselo en toda la boda. Como excepción si ésta se prolonga a altas horas, a la hora del baile podemos prescindir de él. Y así no tener ningún inconveniente a la hora de pasarlo bien.

3.¿Dónde me coloco el tocado? Como norma, debe ir situado en el lado izquierdo de la cara, para poder ver a nuestra pareja hacia el lado derecho, que es donde va situada. Aunque, en realidad, hoy en día, con la variedad de tocados que podemos encontrar en el mercado, todo depende. Pienso que es más importante colocarlo en donde mejor te siente, para que te veas natural y favorezca el peinado.

Imagen cedida lachampanera.es

 

Imagen cedida confesionesdeunaboda.blogspot.com.es

 

Imagen cedida hola.com

 

4. ¿Vestidos largos o cortos? Lo más correcto siempre es dejar el largo para la noche. A no ser que seas la madrina. Recuerda que de día, debes de utilizar trajes con largos entre la rodilla y tobillo. Aquellos modelos demasiado cortos resultan vulgares (al igual que los escotes desmesurados). En una celebración religiosa cubrir hombros también.

5. ¿Puedo ir de blanco? ¿y de negro? Ya no por protocolo, sino por tradición, es mejor dejar a la novia que sea la protagonista absoluta del día. Por otro lado, realmente resulta triste ir a una boda de negro, pese a su elegancia. Yo recomiendo mejor llevarlo combinado, en algún estampado o a través del binomio negro-beige.

Imagen cedidad confesionesdeunaboda.blogspot.com.es

 

6. Las medias no son sólo para el invierno. Y es que proporcionan vistosidad a la pierna. La estilizan, mejoran el tono, ocultan imperfecciones y posibles varices. En el caso de las sandalias pueden lucirse sin ellas. Y en invierno puedes utilizarlas negras pero, por favor, no las elijas muy tupidas, restarás elegancia.

7. Respecto a los Complementos:

  • El tamaño del bolso debe ser menor mientras más importante sea el acontecimiento. Mi truqui de estilo es no combinar bolso y zapato igual, pero siempre con sentido común dentro del estilismo.
  • Respecto a la altura de los tacones, deben de ir aumentando conforme avanzan las horas del día.
  • Respecto a las joyas, lo mejor siempre es la discreción. Como siempre digo, “menos es más”, respecto al reloj, normalmente las mujeres no deben llevarlo a no ser que sea un reloj joya pequeño de pulsera.
  • Guantes. Sólo para eventos formales, y cuando se lleve tocado. Tienen que encajar tanto en forma como en tejido, con el vestido o traje. Cuanto más corta sea la manga, más largo debe de ser el guante y viceversa. Dentro de una iglesia se deben de quitar, en exteriores, se deben de llevar puestos. A la hora de saludar, retira el guante derecho. En la comida/cena deben estar guardados en el bolso. No se come ni se bebe con guantes. Válidos para todas las épocas del año, pero adaptando el tipo de tejido. Por tanto, aquí en Sevilla, nada recomendables en verano (seamos prácticos). A la hora de adquirirlos, nada de brillos excesivos o parecerá que vas de carnaval.
  • Lo de combinar la corbata del acompañante con el vestido o traje, no está escrito en ningún protocolo, así que, mejor evitarlo. Es muy de los 90…
Imagen cedida confesionesdeunaboda.com

 

8. Madrinas. No es obligatorio que lleven mantilla. Pero si la llevan, siempre se utilizará con trajes de una pieza y de manga larga o francesa. Nunca blanco, marfil, crema o crudo. Imprescindible uso de medias y tacón no muy alto. Recogido o semi-recogido. Pueden llevar bolso de fiesta.

Protocolo para ellos

1.Novio. Puede elegir entre traje de chaqueta, chaqué (actos desde las 9 mañana y 7 tarde) o esmoquin. Acorde al tipo de boda. Trajes de colores oscuros y normalmente cortes clásicos, aunque siempre teniendo en cuenta el tipo de morfología. Estilo formal acompañado de camisa blanca o clara, y doble puño con gemelos. Además llevará un distintivo que lo diferencie del resto de invitados.

Imagen cedida Miguel Carreguí

 

Imagen cedida Webnovias

 

Imagen cedida bodasyweddings.com

2. Padrino y resto de invitados:

  • Mismas premisas que para el novio, teniendo en cuenta la etiqueta solicitada por los anfitriones.
  • La chaqueta no debe de quitarse, se desabrocha para el banquete y nada más.
  • Respecto al ancho de las corbatas, hay que elegir muy bien en función del tipo de persona, ni demasiado anchas para personas muy delgadas ni viceversa, siempre los complementos han de estar en sintonía con nuestra morfología.
  • Camisas sport (las de botoncitos en el cuello)  ¡Nunca! Muere un gatito cada vez que se utilizan para este fin. No son camisas de traje.
  • Pajaritas, por protocolo es la prenda que acompaña al esmoquin. Este tipo de trajes normalmente se utiliza para acontecimientos sociales que ocurren de noche y en espacios cerrados.
  • Con el esmoquin y chaqué no se usa cinturón.
  • Zapatos, utilizar lisos, de piel y cordones.
  • Respecto al pañuelo, debes de tener en cuenta:

 

 

Creo que con estas premisas tenéis suficiente para no equivocaros a la hora de asistir a algún acontecimiento de este tipo. Recordar que las bodas no es el momento de disfrazaros, o probar estilismos nuevos, mejor arreglarse siendo fiel a nuestro estilo, sumando naturalidad y comodidad.

Y ahora, contarme ¿Conocíais estos pequeños detalles sobre protocolo en bodas? ¿Sois de los que lo lleváis a rajatabla? ¿Tienes dudas sobre el estilismo cada vez que vas de boda? ¿Piensas que el protocolo es necesario como norma de estilo?

Hasta la semana que viene! Y recuerda compartir el post, lo bueno si es compartido es dos veces bueno.

Besitos, Ana.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *