Mini guía para tu cambio de armario

Seguro que algunas lo habéis hecho ya, pero aquí en Sevilla, nunca sabemos cuando puede ser el momento exacto para ello. Días con fresco, vuelta al calor, otro día con lluvia….hace que tengas que tener disponibles desde las sandalias a las botas de agua, pasando por los botines (y no me refiero a las zapatillas de deporte). Y aunque, el entretiempo es la época que más me gusta, siempre se me hace algo complicado tener el armario en orden, pero esto no quiere decir que sea imposible. Hoy os traigo las claves para que realicéis con éxito vuestro cambio de armario. Conociendo además, los puntos para tener vuestro armario perfecto.

 

Ya se trate de un vestidor o armario convencional, es importante dar este paso a principios de temporada. Por mucho espacio que tengamos si toda nuestra ropa estuviera visible, sería bastante engorroso buscar algo. Digamos que no te ayuda ni te facilita la vida ver en pleno verano tus bonitos jerséis o abrigos de invierno. Por otro lado, tendemos a acumular ropa y ropa que realmente no nos ponemos. Y si no realizamos el cambio de armario o un análisis profundo, sería difícil identificar qué sobra en él. Ya sea por esta razón o porque esté en mal estado. Nuestro fin es ser prácticos y conseguir que todo lo que tengamos sea aprovechable. Tenemos que borrar de nuestra cabeza eso de “tengo un armario lleno de nada que ponerme”.

Recordemos que para conseguir un armario funcional (Más adelante escribiré un post hablando más detenidamente sobre esto):

  • Debemos definir nuestro estilo en función de nuestro tipo de vida, gustos y personalidad.
  • Tener una buena colección de básicos y prendas versátiles.
  • Invertir en accesorios, son esos pequeños detalles que dan sentido a todo.
  • Comprar prendas con las que nos sintamos cómodos y combinen con nuestro estilo de vida.
Así que, bajo estas premisas en el cambio de armario, tendremos que valorar: prendas, complementos, accesorios, orden y practicidad del armario. Sigue esta pequeña guía y no te arrepentirás.
 imagenpostarmario

5 pasos a la hora de realizar tu cambio de armario:

      1. Vacía por completo el armario, es una tarea que da un poco de pereza pero es lo mejor que puedes hacer. Saca todo, hasta las perchas. Tira aquellas que estén en mal estado y realiza una limpieza, éste te lo agradecerá, el polvo llega hasta límites insospechados. Este paso incluye también sacar la ropa que tenemos guardada de la temporada anterior.

        Imagen de brodcowardrobes.com.
        Imagen de brodcowardrobes.com.
      2. Lo ideal es hacer 4 montañas de ropa:
        • Ropa que se queda: ropa comodín y que te sirve para todas temporadas. En este caso aquí en Sevilla, podemos mantener bastantes. Prendas como pantalones, jeans, blusas, camisas, chaquetas de entretiempo, cazadoras, kimonos…etc. Sumando la ropa de invierno que guardamos en el cambio de armario anterior.
        • Ropa que vas a guardar: Esa que ni con una chaqueta mona sobre ella pega en otoño. En este caso tenemos que atender a los colores y tipos de tejidos, todo lo que te de sensación veraniega y que te hayas puesto este verano puedes guardarlo. Vestidos de verano, ropa de playa, shorts, etc…
        • Ropa que quizás: Aquella que a priori, no te has puesto mucho, pero que ves posibilidades y te entra sentimiento de pena. Déjala en este montón, porque una vez terminado el primer análisis pasaremos a verla con más detenimiento en función de como nos haya quedado el armario.
        • Ropa que desechas: En este caso, no hacemos distinción entre ropa de verano, entretiempo, o ropa de invierno que vayas a sacar y se te olvidó seleccionar en el cambio de armario anterior. En este montón va a ir lo que no queremos ya en el armario, lo que no nos favorece, lo que no nos queda bien de talla, lo que llevamos sin ponernos mucho tiempo y lo que esté en mal estado.
      3. Utiliza cajas etiquetadas para almacenaje y guarda la ropa limpia y planchada. Las etiquetas te ayudarán a la hora de organizar tu altillo o trastero.
      4. Ordena la ropa que te quedas en el armario, de la mejor manera posible. En función del tipo de armario, tendrás que pensar cuál es la mejor forma para que todo esté accesible a simple vista. A veces el problema del no saber qué ponerte es debido a la falta de visibilidad. Formas de organizar hay muchas, ya depende de tus gustos y necesidades.
        armarios almacenamiento
        Imagen de Pinterest

        pants
        Imagen de Pinterest
      5. Por último, una vez que tenemos la ropa que queremos, organizada y colgada en nuestro armario. Realizaremos un segundo análisis a la ropa del montón “quizás”. Viendo si merece la pena encajarla con nuestro armario. En este punto es importante tener la mente fría para desprenderse de la ropa. Hay que ser muy prácticos y sinceros con nosotros mismos.  Nuestros gustos, forma de vida y cuerpo cambian, y nuestro armario tiene que cambiar también con ellos. Además, podemos donarla a los más necesitados, regalarla o venderla si está en buen estado.

 

NOTA: No olvidemos que todo el proceso es aplicable también a zapatos y complementos.

 

Una vez que hayas terminado tu satisfacción será máxima. No hay nada mejor que saber qué ponerte y no perder tiempo pensando en ello. No olvides que una de las herramienta para alcanzar tu estilo es tu armario.

 

Y si necesitas un extra, con la ayuda de tu asesor de imagen y personal shopper, después del análisis y repaso a las tendencias, te elaborará una lista con lo que te hace falta en tu fondo de armario, y/o prendas con las que puedas llevar la tendencia, adaptada a ti y sin renunciar a tu armario.

 

Así que, aprovechar estos consejos y este fin de semana que será lluvioso. En el caso de que necesitéis mi ayuda, podéis poneros en contacto conmigo en el correo info@chicshoppingsevilla.com o por cualquiera de mis redes sociales.
Ahm! Y no te olvides de compartir el post, lo bueno si es compartido es dos veces bueno.

 

Un abrazo,
Ana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *